El principio regulador del culto Brian M. Schwertley

08.02.2013 21:21

 

Salmodia exclusiva una defensa bíblica

Brian M. Schwertley

 

 

 

Capitulo 1

El principio regulador del culto

 

Hay una cantidad de doctrinas importantes en la biblia que son deducidas de muchas partes de la escritura y no pueden ser probadas conclusivamente por uno o dos versos. El canto exclusivo de los salmos es una de esas doctrinas. La salmodia exclusiva fluye directamente de toda la enseñanza de la escritura con referencia con referencia al culto de Jehová. La biblia enseña que <la manera aceptable de adorar al verdadero Dios es instituida por el mismo, y es tan limitada por su propia voluntad revelada, que el no se debe adorar a Dios conforme a las imaginaciones e invenciones de los hombres o las sugerencias de Satanás, bajo ninguna representación visible o en ningún otro modo no prescrito en las Santas Escrituras [1] cuando hablamos de elementos de culto y de contenido de alabaza, debemos tener una autorización de la palabra de Dios. Dios es quien fija los parámetros de aquellos que es permitido en el culto, no el hombre. En otras palabras cualquier cosa que el hombre haga en el culto debe ser probada por la biblia. Esa prueba puede ser alcanzada por un mandamiento explicito de Dios <ej., haced esto en memoria de mi, Lucas 22:19>; o por inferencia lógica de la escritura < no hay un mandamiento explicito mas cuando muchos pasajes de la escrituras son comparados ellos enseñan o infieren una practica escritural> o por ejemplo bíblico histórico <el cambio de la adoración publica corporativa del séptimo al primer día de la semana>.

La doctrina reformada de adoración llamada, la ley bíblica de adoración, principio puritano de adoración; o principio regulador del culto es claramente enseñado en el Antiguo como en el nuevo testamento.[2] En génesis 4:3-5 leemos que Dios rechazo la ofrenda de frutos de la tierra de Caín, pero acepto la ofrenda de animales de Abel. ¿Por qué? Porque así como no fue la ofrenda de frutos prohibida, no fue ordenada. Levítico 10:1-2 registra que Dios mato a Nadab y Abiú porque ellos ofrecieron fuego extraño, el cual Dios no autorizo. La ofrenda de fuego extraño no es prohibida en las escrituras, pero tampoco es ordenada. En Deuteronomio 12:32, con la intención específica de evitar las falsas practicas de adoración de los paganos, Dios dice:   Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás <Deuteronomio 4:2; jeremías 7:24-31; 19:5; 1 Reyes 12:32-33; Números 15:39-40> en 2 Samuel 6:3-7 leemos del juicio de Dios sobre los hombres de David que llevaban el arca. ¿Porque ellos fueron juzgados? Dios se airó con ellos porque hicieron la orden debida…como Moisés ordeno de acuerdo con la palabra del señor. <1 crónicas 15:13-15>. Jesús reprende a los fariseos por acrecentar la ley de Dios   ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? <Mateo 15:3>. Jesús le dice a la mujer en el poso que aquellos que lo adoran <a Dios> deben adorarlo en espíritu y en verdad <Juan 4.24> cuando Jesucristo dio ordenes a los apóstoles antes de su ascensión a los cielos, ¿el dio a la iglesia autoridad para crear su propia doctrina, gobierno, culto, y días santos? Absolutamente no. El dice para enseñar <a las naciones> a observar todo lo que el les a ordenado. <Mateo 28:20> Jesús dice a los fariseos que creaban sus propias normas de adoración, en vano me adoran, enseñando doctrinas que son preceptos de hombres. <Mateo 15:9>. Pablo dice que incrementar mandamientos y doctrinas de hombres al cristianismo es Sujetarse a estas ordenanzas, falsa humildad, y es de ningún valor contra los deseos de la carne <Colosenses 2:20-23>.

La enseñanza bíblica concerniente a la adoración es clara. El trabajo de la iglesia no es innovar y crear nuevas ordenanzas o formas de culto, es simplemente ejercer aquello que Dios declaro en su palabra y obedecer a eso. El poder de la iglesia es puramente ministerial y declarativo. Ella simplemente expone la doctrina, obliga a las leyes, y ejecuta el gobierno que Cristo le dio. Ella no agrega nada por si misma, ni sustrae nada de lo que su señor estableció.[3]John W. Keddie escribe, el grande historiador de la iglesia William Cunningham apunto que la implicación de este <principio> si fuese llevando a cabo completamente seria solamente la iglesia permanecer en las condiciones en que fue dejada por los apóstoles, hasta donde tenemos noticias.-un resultado que, seguramente, no necesita ser muy repetido, excepto para aquellos que piensan tener poderes superiores para incrementar y adornar la iglesia con sus propias invenciones <The Reformers and the theology of the reformation <los reformadores y la teología de reforma> P.32> Se que es innecesario mostrar que las consecuencias de la adoración de una visión débil-básicamente permisiva, y incuestionablemente la predominante hoy entre las iglesias evangélicas- han sido la tendencia para la retirada de material bíblico de culto y la introducción, no teniendo ninguna autorización de la palabra de Dios, se encuentre toda suerte de innovaciones.[4]

El principio regulador del culto es crucial en el entendimiento de la salmodia exclusiva, puesto que hay abundante evidencia bíblica de que los salmos eran usados para adorar tanto en el viejo como en el nuevo testamento, no hay evidencia en la biblia de que el pueblo de Dios jamás haya usado composiciones humanas no inspiradas en el culto publico. Iglesias que usan himnos no inspirados en la adoración publica deben probar que eso es una practica que posee autorización bíblica sea por un mandamiento, por ejemplo histórico, u otra deducción. En momentos iremos a examinar los principales argumentos usados por los autores reformados para justificar el uso de canticos no inspirados en el culto público. Esto demostrara que esos argumentos son basados ahora en una exegesis cápenla de la escritura. Ahora en un falso entendimiento o perversión del principio regulador <adorar como una circunstancia de culto>, o sobre una especulación no comprobada <los argumentos de fragmentos de himnos> miraremos que los reformadores calvinistas, los presbiterianos escoceses, los holandeses, y los puritanos ingleses y americanos estaban bíblicamente correctos en mantener la salmodia exclusiva.

 

 

Se espera traducir todo el libro, y en breve el segundo capitulo si el señor lo perite, estaremos subiéndolo a nuestro sitio en internet y en facebook.

 

Trabajo de traducción: Pastor, Sebastián Santa María

Para la GLORIA DE DIOS y La Edificación de las Iglesias de Cristo.

<Iglesia Puritana Reformada en Argentina>

 

 

 

 



[1] La confesión de fe Westminster, cap XXI:I <fue la aplicación de este principio que permitió a los reformadores protestantes realizar su grande trabajo de reforma. Ellos negaron por ejemplo, ellos negaron cinco de los siete sacramentos de la iglesia corrupta, y reiteraron solamente el bautismo y la cena del señor. Del mismo modo la aplicación de este principio les permitió purificar la adoración de Dios ordenada conforme a la voluntad de Dios revelada en su palabra. Así el trabajo de reforma tuvo su aspecto positivo y negativo. El envolvió la relación de uso de altares, cruses, crucifijos, velas, incienso, y una cantidad de otras prácticas no escriturales, como también el restablecimiento de la oración libre como distinta de otras formas de oración, la lectura y exposición de la palabra de Dios, y el canto congregacional de los salmos. Donde este principio no es prescrito o es prohibido o ignorado, la pureza de la adoración es rechazada y ignorada; la pureza de la adoración es imperiosa> <M.C. Ramsey, psalms only, pp. 24-25>.     

[2] Para saber más sobre el principio regulador del culto, vea: los instrumentos musicales en el culto publico a Dios, capitulo 1<una versión completa en ingles esta disponible en el sitio del autor, además parte del libro puede ser leído en portugués a través de la siguiente dirección. http://www.monergismo.com/textos/liturgia/os­_instrumentos_musicais­_schwertley.pdf. nota del traductor. igualmente, sola escritura y el principio regulador de culto, los capítulos 4 y 5, también en formato electrónico, están disponibles en ingles por el link: http://reformedonline.com/view/reformedonline/sola.htm. <este libro fue publicado por la editorial los puritanos ; San pablo en abril del 2001>     

[3] James H. Thornwell, collected writings <Richmond: Presbyterian Committee of publication, 1872>2:163.

[4] J.W. Keddie, Why Psalms Only? <Cambridge, England: Scottsh Reformed Fellowship, 1978>, p.8.

las personas de convicion reformadas y presbiteriana deben persivir que todos los reformadores calvinistas y las iglesias de los siglos dieciséis y diecisiete sustentaban una interpretación muy rigida del principio regulador. La visión de Calvino puede ser encontrada en sus instituciones I, XI, 4; I, XII, 1 Y 3; II, VIII, 5 Y 17; IV, X, 1 Y 8-17; comentario en jeremias 7:31; sermón en segunda de Samuel 6:6-12; tratado sobre la necesidad de reformar la iglesia; y la confesión escrita por Calvino para las iglesias reformadas de Francia <1562>. La visión de juan Knox esta claramente expuesta en la vindicación of the doctrine that the sacrifice of the mass is idolatry <1550>. Los credos reformados también enseñan el principio regulador del culto; la confesión belga<1561> art. VII, XXIX, XXXII; el catecismo de Heidelberg pregunta 96; los padrones de Westminster, confesión 1:6,7; 20:2; 21:1; catesismo menor 51; catesismo mayor 108.109. una interpretación rigida del principio regulador puede ser encontrado en los escritos de: George Gillespie, William Ames, Samuel Rutherford, Jeremiah Burroughs, John Cotton, Thomas Manton, Matthew Henry, John Owen, R.L. Dabney, James H. Thoenwell, John L. Girardeau y muchos otros. El principio regulador es todavía oficialmente reconosido por la iglesia presbiteriana Reformada de America del Norte, la iglesia presbiteriana Americana, la Iglesia libre de Escocia, y muchas otras denominaciones reformadas <entre ellas la Iglesia Puritana Reformada de Argentina>.