Gracia Comun William Perkins

12.01.2016 08:24

Aqui tenemos un pequeño extracto del Dr William Perkins considerado el Padre del puritanismo quien fue la mayor influencia sobre uno de los mas reconocidos maestros puritanos como es el caso del Dr William Ames, hablando sobre la diferencia entre Gracia Comun (Restrictiva) y Gracia salvifica o como el la llama (Renovadora) La evidencia de este pensamiento es claramente tomado de los comentarios de la Biblia de Ginebra 1599 en  pasajes como 1 Corintios por ejemplo que dicen: " El muestra un buen medio para “refrenar” el orgullo: en primer lugar, si lo consideran como justamente  exentos a sí mismos con respecto al número de los demás, al ver que eres tú mismo un hombre: de nuevo, si tú consideras que aunque tú tienes algo más que lo que otros hombres tienen, sin embargo, tú no lo tienes sino por “liberalidad de Dios”...

No hay nada entonces en nuestra naturaleza, que sea digno de encomio, pero todo lo que tenemos, “lo tenemos por gracia”, que los pelagianos y semi pelagianos no va a confesar.

 

 

"En primer lugar,  con el fin de poder establecer una diferencia entre virtudes cristianas y paganas. Debido a que, a pesar de que las mismas virtudes en tipo y  nombre son y pueden encontrarse tanto en aquellos que profesan a Cristo como también en aquellos que son ignorantes del verdadero Dios. Estas están en ellos de una manera diversa. Porque en los hombres paganos son dones de Dios, pero no parten de la regeneración y el nuevo nacimiento. Pero en aquellos que son verdaderos cristianos, es un hecho que no  son sólo dones del Espíritu de Dios, sino también parte esencial de la regeneración.

 

 Para que podamos  mejor aún concebir esta diferencia, hay que entender que la gracia de Dios en el hombre es doble: de restricción y de renovación.

 

La Gracia Restrictiva es la que frena y restringe la corrupción de los corazones de los hombres a modo de evitar que esta produzca acciones externas, por el bien común, para que las sociedades puedan ser preservadas y el hombre pueda vivir en orden con otro. La Gracia Renovadora es la que no sólo refrena la corrupción, sino también mortifica el pecado y renueva el corazón cada día más y más. El primero de estos es incidente a los hombres paganos y las virtudes que tienen. Sólo sirve para reprimir el acto de pecado en sus acciones externas. Pero en los cristianos, son gracias de Dios, que no sólo refrenan y restringen los afectos, sino que también renuevan el corazón, y mortifican toda corrupción. Y a pesar de que las virtudes de los paganos sean gracias de Dios, sin embargo, no son más que generales y comunes para todos. Mientras que las virtudes de los cristianos, son gracias especiales del Espíritu, santificando y renovando la mente, voluntad y los afectos. Por ejemplo, la castidad en José era una gracia del Espíritu de Dios, renovando su corazón. Pero la castidad en Jenócrates era una gracia común que sólo servía para frenar y refrenar la corrupción de su corazón. Y similarmente puede hablarse de la justicia de Abraham, un cristiano, y de Arístides, un pagano."

 

- William Perkins, casos de conciencia, primera ed, 1606; repr. 1617, 113. [modernizado]

 

Este articulo fue Publicado por primera vez por R.SCOTT CLARK Viernes, 25 de enero 2013 , Traducido por Sebastian Santa Maria Revisado por Manuel Meza 12/01/2016